Vol. 1 Núm. 1 (2007)

Portada
Carta del Editor in Chief

¡Bienvenidos al primer número de la Revista Globalización, Competitividad y Gobernabilidad en la Región Iberoamericana!

Esta publicación responde a muchas de las inquietudes que existen en la región. Estamos siendo testigos de grandes transformaciones, las cuales, canalizadas correctamente, lejos de ser desafíos podrían convertirse en verdaderas y efectivas oportunidades. Por tal motivo, la revista está dirigida a quienes tienen la responsabilidad de gobernar empresas o dirigir organismos e instituciones públicas o privadas: aspira proporcionarles ideas originales y propuestas innovadoras que contribuyan a la mejora de la competitividad y gobernabilidad de las empresas y los países iberoamericanos en un mundo globalizado.

También, pretende servir a la comunidad universitaria y científica de la región como publicación de referencia. A tal fin, facilitará la comunicación entre las distintas comunidades universitarias iberoamericanas, acercándolas y articulándolas alrededor del estudio de áreas concretas, debidamente analizadas mediante aportaciones teóricas, aplicaciones prácticas y estudio de casos reales.

La consecución de estos objetivos será posible gracias al esfuerzo conjunto de Universia, red impulsada por el Banco Santander que agrupa a más de mil universidades de Europa y América, y la Universidad de Georgetown. La alianza entre ambas instituciones permite garantizar que contenidos de alto nivel y rigor académico sean difundidos masivamente a través de Internet.

La revista se enfoca en una realidad que no solamente afecta a la región iberoamericana, sino al mundo entero: la globalización. Habiendo comenzado en el siglo XIX y decaído tras la primera guerra mundial, este proceso se ha precipitado en el último tercio del siglo XX y principios del XXI gracias a los avances en transportes, desarrollos de tecnologías de información y comunicaciones, y la difusión de la ideología de libre mercado como base del desarrollo económico. Se trata de un fenómeno trasnacional que abarca relaciones económicas, políticas, tecnológicas y culturales y, a la vez, que genera vínculos de interdependencia entre estados, empresas, organizaciones e individuos. Así, la globalización ha traído consigo una acelerada reducción de las barreras al movimiento de ideas, capitales y personas, la apertura de nuevos mercados, y la retirada del gobierno del área económica.

Por otra parte, la globalización afecta a todos los países, con independencia de su condición económica, política o social. En este contexto, mientras los estados tratan de adecuar sus políticas a las nuevas exigencias, las empresas, por su parte, despliegan estrategias para lograr un sistema de producción cada vez más integrado a escala mundial. El mundo globalizado obliga a buscar y desarrollar mecanismos idóneos para someterse a este proceso. Hoy, la discusión acerca de las ventajas e inconvenientes de la globalización resulta intrascendente y carente de importancia frente la necesidad ingente de determinar las condiciones imprescindibles para que países, empresas e individuos puedan verdaderamente beneficiarse de ella.

La competitividad se convierte así en el vehículo indispensable para alcanzar ese objetivo. Es la respuesta al desafío resultante de la exacerbada competencia en el mercado global y, a la vez, lo que permite corregir las ineficiencias que la globalización no admite, debido a la magnitud de sus efectos y a la velocidad e irreversibilidad de sus avances. En efecto, la dinámica de la globalización, acentuada por el fenómeno tecnológico, ha incrementado las operaciones comerciales y financieras y, por consiguiente, la competencia en los mercados. Desde esta perspectiva, la globalización exige la transformación de los sistemas productivos y la adopción de estrategias que incentiven el fortalecimiento de la competitividad.

Ahora bien, tanto la globalización como la competitividad se rigen fundamentalmente por las fuerzas del mercado, las cuales obligan a introducir cambios significativos tendentes a mejorar la eficacia para así aprovechar las ventajas de aquélla. La responsabilidad de estimular estas transformaciones recae no solamente en el sector privado, sino también en el Estado.

En este sentido, uno de los factores que garantizan la consolidación de un entorno competitivo es el fortalecimiento y mejoramiento de la gobernabilidad, y el consecuente redimensionamiento del Estado. No se trata de un desmantelamiento de las instituciones que lo integran, sino de una reorientación de sus políticas públicas de manera que éstas no restrinjan el campo de maniobra de las empresas, asegurándoles más bien la plena integración a una sociedad global dinámica y colmada de oportunidades. Por tanto, se impone abandonar el proteccionismo y el aislacionismo, y sustituirlos por procesos de liberalización y desregulación. Por otra parte, el Estado debe crear un marco institucional que garantice transparencia y estabilidad a las transacciones entre actores económicos y sociales. El Estado renuncia así a su papel protagónico en el desarrollo del país, limitándose a establecer las bases adecuadas para que los agentes económicos alcancen los niveles de eficiencia necesarios para competir en un mercado globalizado.

Este fascículo inaugural cuenta con ocho artículos muy diversos y que cubren prácticamente todas las áreas que son objeto de estudio en esta publicación. En el primer artículo, Carl Dahlman presenta el debate acerca de los desafíos de la economía del conocimiento para América Latina. En particular, y con base en datos recientemente publicados por el World Economic Forum, argumenta que la clave para obtener un desarrollo sostenido es la inversión en educación, en el fortalecimiento de la capacidad de innovación, y en el desarrollo de infraestructura en tecnologías de la información, elementos éstos que componen la llamada “economía del conocimiento”. Asimismo, recomienda incrementar la inversión en infraestructura física tradicional para participar de manera más efectiva en el comercio internacional. Todos los argumentos están sustentados en datos y cifras específicas de los diferentes países de América Latina, analizados desde una perspectiva histórica.

En el segundo artículo, Hausmann y Sturzenegger, haciendo uso de una metodología innovadora (“dark matter”o materia oscura), explican que las estadísticas oficiales subestiman los balances en las cuentas corrientes de los países productores de commodities; demostrando así que estos países han experimentado pérdidas apreciables de capital (déficits), en lugar del celebrado superávit resultante del reciente auge en la venta de commodities. De acuerdo con la data utilizada por los autores, desde el año 2002 América Latina ha acumulado cerca de 300 mil millones de dólares en pasivos extranjeros, lo cual dista mucho del superávit reflejado por las cifras oficiales.

Seguidamente, Álvaro Cuervo-Cazurra describe la reciente expansión de empresas multinacionales latinoamericanas, derivada de los procesos de liberalización económica de los años ochenta y noventa Sostiene que la liberalización trajo consigo la internalización de las empresas regionales y como consecuencia de ello, les ha permitido competir globalmente, mejorar sus capacidades y contribuir al desarrollo del país de origen.

El artículo cuatro aborda el tema de la seguridad hemisférica en América Latina. John Griffiths explica en detalle los diferentes significados e implicaciones que se han atribuido al término “seguridad”. A lo largo del texto, el autor va delineando el contenido del concepto y distinguiéndolo de otros, para terminar así circunscribiéndolo a ciertos ámbitos de actuación del Estado. En América Latina, la disparidad existente entre los diferentes procesos de consolidación estatal y de desarrollo, ha conducido a la “seguritización” de problemas que no guardan relación con el concepto que es objeto de estudio y en consecuencia, al empleo de recursos estatales inadecuados para su solución. Por tal motivo, el autor presenta una propuesta que, a su juicio, se ajusta realmente a los desafíos que enfrentan actualmente los estados de la región.

El quinto artículo, Benito Arruñada evalúa de manera crítica algunos instrumentos elaborados por organizaciones internacionales de ayuda al desarrollo (tales como los informes sobre Doing Business publicados desde el año 2004 por el Banco Mundial) que promueven reformas tendentes a la simplificación de los trámites de creación de empresas. En este sentido y con base en la referencia a casos concretos, afirma que las reformas relativas a los trámites necesarios para la formalización de empresas, lejos de limitarse a la reducción de costos, tiempo y número de gestiones, deben prestar atención preferente al valor de la información que los registros públicos proporcionan a sus usuarios.

En el artículo número seis, el Presidente de FAES Aznar, tras un diagnóstico de la realidad política, económica y social de la región, ofrece sus “Ideas de Libertad para la Encrucijada de América Latina”, estableciendo así una agenda de propuestas diseñadas con miras a la prosperidad de la región.

En el séptimo artículo, Ángel Arroba, Javier Santiso y Pablo Zoilo, utilizando data de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), analizan el impacto de la fiscalidad en la legitimidad democrática, elemento éste determinante para el desarrollo de América Latina. Concluyen que los países de América Latina, en sus esfuerzos por mejorar la legitimidad fiscal y reforzar la gobernabilidad democrática, deben devolver a la actividad tributaria y fiscal su dimensión política de manera explícita y transparente.

Finalmente, en el octavo artículo, Veneta Andonova presenta dos estrategias para contrarrestar las deficiencias de los gobiernos en garantizar los derechos a la inversión privada. La primera, implica la adopción de tecnologías menos vulnerables al subdesarrollo institucional. Conforme a la segunda, relativa a técnicas de gestión de recursos humanos, los empresarios implementan políticas de motivación, incluida la copropiedad de los trabajadores, para de esta forma poder garantizar sus propios derechos de propiedad. Ambas estrategias están ilustradas con casos concretos.


Tabla de contenidos

El desafío de la economía del conocimiento en América Latina .
Carl Dahlman
Liberalización Económica y Multilatinas .
Alvaro Cuervo-Cazurra
Del superávit al déficit: el efecto de la materia oscura en América Latina .
Ricardo Hausmann, Federic Sturzenegger
El imperativo de eficacia en la formalización de empresas .
Benito Arruñada
Dos caminos a la prosperidad cuando la aplicación de los derechos de propiedad es débil .
Veneta Andonova Zuleta
Seguridad hemisférica en América Latina. Alcances y proposiciones .
John E. Griffiths Spielman
Reforma y mejora fiscal: Una clave para la consolidación democrática en América Latina .
Angel Alonso Arroba, Pablo Zoido, Javier Santiso
América Latina: una Agenda de Libertad .
Jose María Aznar


Con el mecenazgo de
Universia
Avda. de Cantabria, s/n - 28660, Boadilla del Monte
Madrid, España