Vol. 2 Núm. 1 (2008)

Portada
Carta del Editor in Chief

¡Bienvenidos al segundo número de la Revista Globalización, Competitividad y Gobernabilidad en la Región Iberoamericana! 

Definitivamente, la situación mundial actual confirma el impacto que tienen los temas escogidos por nuestra Revista en la Región Iberoamericana. Por un lado, la globalización se hace sentir por la gran fuerza que tienen los tratados de libre comercio (TLC) en la Región. Aunque ya ha sido aprobado el TLC entre los Estados Unidos y Perú, quedan pendientes los de Colombia y Panamá. Los temas vinculados a la competitividad se hacen patentes ante la turbulencia financiera global. A fines de enero, se reunieron en Davos, Suiza, empresarios, gobernantes y académicos en torno al Foro Económico Mundial, organización que a través de reportes como el Ranking de Competitividad, influyen en gran medida en la dirección de las inversiones y capitales alrededor del mundo. Por supuesto, el tema central fue cómo afrontar los efectos perversos de la crisis del mercado financiero en los Estados Unidos y evitar o minimizar el contagio a otras economías. En este sentido, aunque América Latina ha mostrado su mejor desempeño en las últimas tres décadas (creciendo a una tasa promedio del 5%), empieza a sentir el impacto de la desaceleración de la economía estadounidense. Tras un año bursátil exuberante, los mercados financieros latinoamericanos no pudieron escapar del contagio mundial y finalmente las bolsas de la región cayeron estrepitosamente. Finalmente, las elecciones en los Estados Unidos y la reciente noticia sobre la renuncia de Fidel Castro, llaman a la reflexionar sobre la relevancia de la gobernabilidad.
 
Este segundo fascículo cuenta con ocho artículos muy diversos. En el primero, Bernardo Kosacoff y Andrés López discuten el impacto de la inserción de América Latina en el nuevo escenario global, particularmente a través de las llamadas Cadenas Globales de Valor (CGV). Concluyen que América Latina participa poco, y no de la mejor manera en ellas. En su criterio, integrar una CGV no es, a priori, un aspecto positivo desde el punto de vista de la competitividad a largo plazo de las empresas, ni de las perspectivas de desarrollo económico de un país, a menos que vaya acompañada de un conjunto de otros factores. A pesar de mencionar algunos casos exitosos, son pocos los países que intervienen en esas cadenas, y lo hacen en los eslabones de menor valor agregado. Ello sumado al bajo nivel de integración nacional, debilita los efectos distributivos y los spillovers (derrames) sobre las economías domésticas y por ende, sus impactos sobre el desarrollo son más difusos.
 
En el segundo artículo, Andrés Oppenheimer presenta una adaptación de su reciente libro “Saving the Americas: The dangerous decline of Latin América, and what the U.S. must do” (Random House, 2007). Con su estilo característico, cifras interesantes y argumentos basados en entrevistas, Oppenheimer concluye que América Latina ha crecido casi exclusivamente debido a factores externos, tales como el empuje de las economías mundiales y el precio de los commodities. No obstante, esos factores no estarán ahí para siempre. Mientras el pragmatismo y la obsesión por el futuro determinan las decisiones de los países asiáticos, América Latina sigue marcada por la ideología y el apego al pasado. Durante su investigación, el autor viajó a China, India, Polonia, República Checa, Irlanda y a más de una docena de países Latinoamericanos, tratando de entender por qué algunos países crecen y reducen la pobreza más rápido que otros. Frente a otras regiones emergentes (Asia, Europa Oriental y hasta África), América Latina se ha ido quedando atrás. Una nota optimista pone fin al artículo: aunque falta mucho por hacer, la región puede dar una gran sorpresa si alcanza la estabilidad económica y política dentro de un ambiente de democracia. 

Seguidamente, Hilda Ochoa-Brillembourg expone cinco recomendaciones acerca del rol que deben asumir las Instituciones Financieras Internacionales (IFI), tales como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Inter-Americano de Desarrollo, para reducir las crecientes disparidades en lo que atañe al ingreso y acceso a mercados de capitales por parte de los más pobres. A su juicio, las IFIs deben separar sus funciones de intermediación financiera de sus actividades de investigación y así ofrecer acciones específicas en ambas. Lo anterior permitiría a estas instituciones una gerencia más efectiva de sus fuentes de financiamiento y el cumplimiento de sus objetivos operacionales.
 
El artículo cuatro, Josep Colomer alude a la diferencia entre Estado e Imperio. Tras el análisis de la literatura, concluye que las ciencias políticas se beneficiarían de una categorización más diversificada de estructuras de gobiernos al distinguir entre imperios, estados, y comunidades a la hora de estudiar temas tradicionales como instituciones políticas, determinación de agendas públicas, votaciones y elecciones, el funcionamiento de asambleas y consejos, política exterior, relaciones internacionales y organizaciones internacionales. De acuerdo con su definición, el mundo actual comprende cinco grandes y poderosos imperios: Norte América, China, Europa, Japón y Rusia. Estas cinco unidades políticas representan el 40 por ciento de la población mundial y 80 por ciento de la producción. Otras unidades pueden considerarse del tipo imperial por su tamaño y variedad de su población. Entre estos se encuentra Brasil.
 
El quinto artículo, “La Internacionalización de la Democracia en el Sistema Interamericano”, de Beatriz Ramacciotti, presenta, de manera detallada, documentada y crítica, la evolución de la protección de la democracia en el plano internacional, vinculándola a la globalización y al desarrollo tecnológico de las últimas décadas. El análisis enfatiza las bases del paradigma democrático, cuya creciente consolidación e internacionalización a todo nivel, y en casi todas las sociedades del mundo, es una realidad tangible. Por otra parte, es incontestable que tanto en Europa como en América Latina, los gobiernos electos democráticamente son la regla y no la excepción. 

En el artículo número seis, Manuel Suarez-Barraza y Juan Ramis-Pujol hacen referencia a los conceptos de Mejora Continua de Procesos (MCP) en la Administración Pública y basándose en la investigación cualitativa de cuatro Ayuntamientos Españoles. Los autores intentan descubrir los elementos potenciadores e inhibidores que afectan el desarrollo de las etapas evolutivas de la MCP. Tradicionalmente, los estudios sobre MCP se han centrado en organizaciones de manufactura del sector privado. Este artículo presenta un primer intento de estructurar la aplicación de esos conceptos al sector público. 

En el séptimo artículo, Daniel Correa Sabat reflexiona acerca de los patrones geopolíticos y geoeconómicos que determinan la globalización del cobre en América Latina y el mundo. A partir del ejemplo del cobre, el autor destaca el desafío que supone para América Latina la promoción de la inversión extranjera y la desregulación del mercado como medios para alcanzar una mayor integración de la región en el mercado mundial y aprovechar mejor las ventajas de la globalización. Además de un recuento histórico del carácter estratégico del cobre en América Latina y el mundo, el artículo hace referencia a: reservas y países productores; mercados mundiales; principales empresas productoras; globalización de la producción; comercio internacional; mercados financieros; y por último a la globalización del comercio del cobre. 

Finalmente, en el octavo artículo, Francesco Sandulli evalúa las estrategias de filantropía corporativa global a través del caso de las empresas españolas. Las empresas analizan las inversiones sociales corporativas de la misma manera que lo hacen frente a las inversiones financieras corporativa. Utilizando como muestra las empresas que cotizan en la bolsa de valores de Madrid, se desarrollaron modelos estadísticos rigurosos para validar diferentes hipótesis de comportamiento. El autor sostiene que las empresas con una reputación corporativa reconocida a nivel global son más propensas a seguir una estrategia de acción social estandarizada. Por otra parte, las empresas tienden a alinear su estrategia de acción social con su estrategia competitiva internacional. Las características propias de cada país inciden sobre la decisión de internacionalizar o no la acción social, pero una vez que la empresa decide internacionalizarla, las especificidades de cada país no influyen (estadísticamente hablando) sobre el tipo de estrategia de internacionalización de la acción social.


Tabla de contenidos

América Latina y las Cadenas Globales de Valor: debilidades y potencialidades .
Bernardo Kosakoff, Andrés López
El peligroso declive de América Latina .
Andrés Oppenheimer
Cómo afrontar los nuevos vacíos globales: Reinvención de las instituciones financieras internacionales .
Hilda Ochoa-Brillembourg
Regresar al imperio .
Josep M. Colomer
La Internacionalización de la Democracia en el Sistema Interamericano .
Beatriz M. Ramacciotti
La Globalización del cobre: patrones geopolíticos y geoeconómicos de su producción y comercio en Latinoamérica y el mundo .
Daniel Ignacio Correa Sabat
Aplicación y Evolución de la Mejora Continua de Procesos en la Administración Pública .
Manuel F. Suárez-Barraza, Juan Ramis-Pujol
Estrategias de Filantropía Corporativa Global: El Caso de las empresas españolas en Latinoamérica .
Francesco D. Sandulli


Con el mecenazgo de
Universia
Avda. de Cantabria, s/n - 28660, Boadilla del Monte
Madrid, España